TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

 

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADO

 

¿QUÉ ES EL TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADO?

 

Es un trastorno que se suele iniciar en la juventud, la persona experimenta ansiedad persistente y preocupaciones, sin saber su causa, de larga duración y curso fluctuante. Es un tipo de ansiedad anticipatorio que hace que la persona esté siempre aprensiva, inquieta, anticipando problemas y desgracias.

 

 

El curso del Trastorno de Ansiedad Generalizada es crónico pero con altibajos, tiene días y temporadas normales.

La causa de se debe a una combinación de factores biológicos y de circunstancias vitales.

En niños y adolescentes pueden predominar las quejas somáticas y las dificultades de adaptación. 

 

Las PREOCUPACIONES pueden darse en relación a diferentes temas que afectan a una o varias áreas de su vida.                                                                                        

  • Salud: si se centra exclusivamente en este tema hablaríamos de hipocondría.
  • Familia: que les pueda suceder algo malo, que puedan tener una enfermedad.
  • Relaciones Sociales: necesidad de caer bien y muy pendientes del “qué dirán”.
  • Trabajo o Estudios: ansiedad por poder hacer las cosas mal, perder el trabajo, no aprobar.
  • Limpieza y orden: si este tema fuera llevado al extremo y se centra en él, podríamos estar ante un Trastorno Obsesivo-Compulsivo.
  • Pareja: se hacen propios los problemas de la pareja.

       

 

SÍNTOMAS PSÍQUICOS

  • Nerviosismo e inquietud.
  • Preocupaciones.
  • Agobio.
  • Irritabilidad.
  • Sobresaltos.
  • Problemas de concentración, atención y memoria.
  • Disminuye su capacidad de adaptación.
  • Insomnio o sueño inquieto y poco reparador.

 

SÍNTOMAS SOMÁTICOS

 (suelen ser menos intensos que en la crisis de angustia o ataque de pánico)

  • Aparato Locomotor: contracciones musculares, lumbago, dolores cervicales, cansancio, cefalea, inquietud motora, temblores.
  • Aparato Digestivo: sequedad de boca, dificultades en la deglución, molestias gastrointestinales, meteorismo, diarrea.
  • Sistema cardiorrespiratorio: hiperventilación, taquicardia.
  • Sistema genitourinario: micción frecuente y escasa, problemas de erección en el varón, problemas de menstruación en la mujer.
  • Sistema vegetativo: sudoración, mareos, sensación de desmayarse.